viernes, 11 de noviembre de 2016

MASACRE DE MOUNTAIN......EL 11-S DE 1857




En el sur de Estados Unidos, hay un territorio mayor que España que se parece a Afganistán. Se llama La Gran Cuenca y, al igual que Afganistán, es un inmenso desierto montañoso formado por altas mesetas y desfiladeros abismales surcados por ríos que nunca dan al mar, sino a lagos salados. Como en Afganistán, la principal fuente de agua en la Gran Cuenca es la nieve. Como Afganistán, su Historia es violenta, y sus pobladores tienen creencias y códigos de conducta sin paralelo en el mundo exterior. Algunos de ellos todavía siguen practicando, por motivos religiosos, la poligamia, una costumbre desaparecida del resto de Occidente.
Y en la Gran Cuenca tuvo lugar el primer 11-S de la Historia de Estados Unidos. Un 11-S que, al igual que el que se produjo en 2001, fue una matanza indiscriminada de civiles inocentes por un grupo de fanáticos religiosos. Pero, en aquella ocasión, los asesinos eran estadounidenses: mormones. Aquel 11-S, una banda armada de miembros de esa religión atacó a una caravana formada por unas 40 familias de colonos de Arkansas y Missouri que se dirigía a California y mató a sangre fría a todos sus miembros, con la excepción de los niños pequeños. Murieron entre 100 y 140 personas.
Y justo años después, cuando EEUU vive un renovado debate sobre los mormones debido a la irrupción del gobernador de Massachusetts, el mormón Mitt Romney, en la carrera para la presidencia en 2008, el fantasma de Mountain Meadows ha resucitado. El responsable es la película September Dawn (Amanecer de septiembre), protagonizada por John Voight -ganador del Oscar en 1978 por la no menos controvertida cinta El regreso, sobre Vietnam-, que ha desenterrado ese acontecimiento olvidado en la historia de una religión, la mormona, que, debido a su defensa de la poligamia, provocó tres guerras civiles en 20 años en Illinois, Missouri y Utah.
La matanza de Mountain Meadows ocurrió en 1857, durante la última de esas guerras, cuando el fanatismo religioso más brutal regía lo que hoy es el Estado de Utah, que ocupa la mayor parte de la Gran Cuenca. Los mormones habían llegado a aquella tierra de nadie (formalmente pertenecía a México) 10 años antes, huyendo de dos décadas de persecuciones religiosas y con la idea de construir una teocracia en ella. Nada más asentarse, demostraron que no iban a ejercer la tolerancia que les habían negado en EEUU. En la cosmogonía mormona, los pueblos de tez oscura eran israelitas que habían renegado de la fe de Jesucristo y había que exterminarlos. Cientos (tal vez miles) de indios fueron asesinados.




Pero, apenas unos meses después del establecimiento de los pioneros, México sufrió una estrepitosa derrota militar frente a EEUU en la guerra por el control de Texas y, en el Tratado de Guadalupe Hidalgo, entregó a Washington un territorio equivalente a casi tres veces España que incluía toda la Gran Cuenca. Y rápidamente EEUU dejó claro que iba a ejercer un control efectivo sobre aquel territorio. El Partido Republicano (entonces representaba a las elites industriales y comerciales del Norte) declaró la guerra a "las dos reliquias de la barbarie: la poligamia y la esclavitud". Los demócratas (que contaban con el apoyo de la oligarquía rural sureña) también veían que la poligamia y la teocracia impuesta por el líder mormón Brigham Young eran incompatibles con Estados Unidos.



Así, en 1856, mientras la caravana que sería atacada en Mountain Meadows entraba bajo las órdenes de su guía, Alexander Fancher, en Utah, un cuerpo expedicionario del Ejército de EEUU hacía lo propio, con un mandato del presidente James Buchanan para imponer la autoridad de Washington y acabar con las veleidades independentistas de los mormones, que querían crear el Estado de Deseret, una entidad independiente de EEUU.
En ese contexto, la partida de inmigrantes estaba poco menos que condenada. A su paso por Utah, los colonos mormones se negaron a venderles suministros. Algunos miembros de la caravana, encima, empeoraron las cosas. Un grupo de ellos dijo a unos mormones que tenían "el revólver que le reventó las tripas a Joe Smith", una referencia directa a Joseph Smith, el fundador de la Iglesia de los Santos de los Ultimos Días, muerto en un linchamiento en Illinois en 1844.



En medio de esa hostilidad, la caravana llegó a Mountain Meadows (las Praderas de la Montaña), una zona con hierba y agua cerca de la frontera de Utah con Nevada en la que se detuvo durante varios días para descansar de las penurias del viaje por la Gran Cuenca. Allí fue donde un grupo de mormones, dirigidos por John Higbee, llevó a cabo una matanza perfectamente organizada. Primero, lograron que la tribu india Paiute atacara a los colonos durante varios días hasta extenuarlos. Entonces, los mormones se presentaron y les ofrecieron su protección y escolta hasta el pueblo de Cedar City a cambio de que entregaran sus 900 cabezas de ganado y todas sus provisiones a los indígenas. Sin otra alternativa, Fancher accedió.
Los viajeros fueron divididos en tres grupos: uno formado por los niños más pequeños, otro por los adolescentes y sus madres, y otro por los hombres adultos. Cuando apenas llevaban caminados dos kilómetros, Higbee dio la orden a sus hombres: «¡Cumplid con vuestro deber!». Lo que sucedió entonces fue una rápida y metódica matanza en la que todos los miembros del grupo, salvo los más jóvenes, fueron asesinados a sangre fría. Y las mujeres, violadas antes de morir.



En una región tan violenta y remota como Utah, la matanza no se descubrió hasta dos años después, cuando el mayor del Ejército de Estados Unidos James Henry Carlett se encontró con más de 120 esqueletos parcialmente enterrados en Mountain Meadows.
Pero los asesinos nunca fueron perseguidos. E incluso el Gobierno federal (el equivalente de la Administración central en España) llegó a compensar a las familias mormonas que habían tomado a su cargo a los niños pequeños supervivientes de aquel primer 11-S de la Historia de EEUU que no tuvo lugar en Manhattan ni en Washington, sino en los desiertos remotos de la Gran Cuenca.

https://zonamormon.wordpress.com/2015/09/11/la-masacre-de-mountain-meadows-lo-que-usted-debe-saber/
http://www.elmundo.es/cronica/2007/604/1180216806
http://www.cumorah.org/2010/09/21/la-masacre-de-mountain-meadows/

No hay comentarios:

Publicar un comentario